Colaboraciones

 

El término "persona"

 

 

22 marzo, 2020 | Javier Úbeda Ibáñez


 

 

 

 

Aunque el término "persona" no aparece como tal en las Escrituras, la noción es de matriz judeocristiana y encierra lo esencial de la antropología bíblica: se trata del hombre como ser indivisiblemente corpóreo y espiritual (corpore et anima unus, Gs, 14); creado a imagen de Dios, o sea, dotado de inteligencia, libre arbitrio, y capacidad de relacionarse con el prójimo y con Dios. El carácter de persona hace al hombre único e irrepetible y lo colma de dignidad. De hecho, él es la sola "única criatura terrestre a la que Dios ha amado por sí mismo" (Gs, 24). Siendo Dios Amor personal e incluso tri-personal, la naturaleza racional y espiritual de la persona hace que ella no pueda "realizarse" plenamente sino a través de un sincero don de sí (Cf. Ib.). La unicidad de la persona humana posee su fundamento en la unicidad del Hijo unigénito de Dios, verdadera y perfecta imagen de Dios (Cf. Col 1,15).