Colaboraciones

 

Consignas anticlericales y teófobas (singularmente cristófobas)

 

13 marzo, 2020 | Javier Úbeda Ibáñez


 

 

 

 

 

'No se puede evaluar la fe'. 'La catequesis, fuera de la escuela'. 'La Religión carece de contenido científico y académico'. 'El Estado no puede consentir el adoctrinamiento religioso en los centros públicos'. 'A rezar, a las iglesias'... Estas y algunas otras frases, siempre despectivas y zahirientes, intentan —en opinión de José Carlos Muñoz Úbeda, profesor de Lengua y Literatura— "desacreditar ante la opinión pública la disciplina académica que la mayoría de los padres eligen para la formación moral y religiosa de sus hijos. Se trata de una serie de consignas anticlericales y teófobas (singularmente cristófobas), basadas en varias falsedades que, a fuerza de repetirlas, se pretende hacer pasar por verdades incuestionables. La formación moral y religiosa, a través del estudio de la asignatura de Religión, contribuye como cualquier otra del plan de estudios al desarrollo de las capacidades del alumno. Así lo refleja el currículo oficial de la materia, en sus objetivos y contenidos".