Colaboraciones

 

Los que buscan al Señor

 

06 enero, 2020 | Javier Úbeda Ibáñez


 

 

 

 

Los que buscan al Señor son aquellos que viven un desprendimiento efectivo de los bienes materiales recibidos de Dios; los que reciben las contradicciones con alegría; los que pese a llorar tienen paz en el alma; los que están hambrientos de santidad y de ser tratados con dignidad; los que tienen corazón para compadecerse de los demás; los que se esfuerzan por mantener el corazón limpio, no retorcido; los que trabajan enérgicamente por llevar un poco de paz al mundo y a cada uno de los que le rodean; los que sufren cualquier tipo de persecución por seguir la doctrina del Señor. Todos los que tienen puesta su meta en lo alto y aman a Dios por encima de todas las cosas son dichosos, y van ganándose día a día la santidad. Merece la pena sacrificar lo que sea preciso y hacerlo todo por amor a Dios, pues es lo único que de verdad nos llena.

La prueba más palpable del amor que Dios nos tiene es el habernos elevado a la condición de hijos. Los santos son todos aquellos que han vivido hasta el límite la filiación divina, y por eso se unieron a Dios estrechamente.