Colaboraciones

 

El hombre de gobierno

 

28 noviembre, 2019)| Javier Úbeda Ibáñez


 

 

 

El prudente es quien nos debe gobernar, el sabio enseñar y el santo edificar, nos señala santo Tomás. Por esa misma razón, la virtud por excelencia del hombre de gobierno es la prudencia, la virtud de conducir a una sociedad humana perfectamente organizada hacia el Bien Común, tanto temporal como sobrenatural.