Colaboraciones

 

La verdad de las cosas

 

21 noviembre, 2019)| Javier Úbeda Ibáñez


 

 

 

La libertad —también la de los parlamentarios— no está inmunizada contra el riesgo de caer en la arbitrariedad. La conciencia civil —la de los ciudadanos y especialmente la de sus representantes parlamentarios— debe buscar siempre como referencia la verdad de las cosas, que guíe y oriente la acción política. De lo contrario, la vida social se convertiría en una pura afirmación de poder. Una democracia sin valores se convierte con facilidad en un totalitarismo visible o encubierto, como corrobora tristemente la historia.