Colaboraciones

 

Art. 472 del Código Penal

 

20 noviembre, 2019)| Javier Úbeda Ibáñez


 

 

 

TÍTULO XXI

Delitos contra la Constitución

CAPÍTULO PRIMERO


Rebelión

 

Artículo 472.

      Son reos del delito de rebelión los que se alzaren violenta y públicamente para cualquiera de los fines siguientes:

      1.º Derogar, suspender o modificar total o parcialmente la Constitución.

      2.º Destituir o despojar en todo o en parte de sus prerrogativas y facultades al Rey o Reina o al Regente o miembros de la Regencia, u obligarles a ejecutar un acto contrario a su voluntad. [El término «Rey o Reina» ha sido introducido en sustitución de la anterior referencia al «Rey», conforme establece el número doscientos cincuenta y nueve del artículo único de la L.O. 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la L.O. 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal («B.O.E.» 31 marzo). Vigencia: 1 julio 2015].

      3.º Impedir la libre celebración de elecciones para cargos públicos.

      4.º Disolver las Cortes Generales, el Congreso de los Diputados, el Senado o cualquier Asamblea Legislativa de una Comunidad Autónoma, impedir que se reúnan, deliberen o resuelvan, arrancarles alguna resolución o sustraerles alguna de sus atribuciones o competencias.

      5.º Declarar la independencia de una parte del territorio nacional.

      6.º Sustituir por otro el Gobierno de la Nación o el Consejo de Gobierno de una Comunidad Autónoma, o usar o ejercer por sí o despojar al Gobierno o Consejo de Gobierno de una Comunidad Autónoma, o a cualquiera de sus miembros de sus facultades, o impedirles o coartarles su libre ejercicio, u obligar a cualquiera de ellos a ejecutar actos contrarios a su voluntad.

      7.º Sustraer cualquier clase de fuerza armada a la obediencia del Gobierno.

 

En 1995 se suprimió del nuevo Código Penal un artículo que castigaba con prisión cualquier declaración de independencia.

Era el artículo 214: «Son reos de rebelión los que se alzaren públicamente para cualquiera de los fines siguientes…». El punto 5 decía expresamente: «Declarar la independencia de una parte del territorio nacional». No exigía ningún requisito de violencia. Y estaba castigado con una pena que iba «de los 6 años y un día a los 12 años de prisión».