Colaboraciones

 

La Carta de Derechos Fundamentales

 

 

06 noviembre, 2019)| Javier Úbeda Ibáñez


 

 

 

El reconocimiento y la protección de los derechos humanos es una importantísima consecución del constitucionalismo moderno, que cuenta con el respaldo y el impulso que le brinda la doctrina social de la Iglesia católica. La proclamación de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea en diciembre de 2000 constituye un logro de gran relevancia, en la medida en que el concepto de dignidad humana se sitúa en el punto de partida de toda la construcción europea siguiendo claramente la concepción judeo-cristiana de la persona humana. Aunque como se ha puesto de relieve en muchas ocasiones, existen importantes lagunas y ambigüedades en el texto de la Carta, sobre todo en cuestiones como la clonación, el matrimonio y la familia, hay que reconocer que en materias como la libertad religiosa, la educación y los derechos sociales, el tratamiento de la Carta parece adecuado a un marco constitucional.

Pensamos, sin embargo, que debería darse un paso más. Un texto constitucional cuyo objetivo es movilizar a los ciudadanos, debería también reconocer el conjunto de fuentes de las que los ciudadanos extraen sus valores. En ese sentido quisiéramos recordar el preámbulo de la Constitución de la República polaca, que incluyó el siguiente texto: "A quienes creen en Dios, como fuente de la verdad, de la justicia, del bien y de la belleza, y a quienes no comparten tal fe, pero respetan esos valores universales que se derivan de otras fuentes".

Se podía sugerir que el texto constitucional reconociera la apertura y la alteridad última vinculadas al nombre de Dios. Consideramos que una referencia a la trascendencia constituye una garantía para la libertad de la persona humana.

Esa es la razón por la que, a nuestro juicio, más allá de la atribución de un estatuto jurídico adecuado en defensa de la persona, es necesario que existan unas garantías fundamentales para el ejercicio de la libertad de conciencia, de religión y de creencias.