Colaboraciones

 

Vivimos en una sociedad enferma

 

 

06 noviembre, 2019)| Javier Úbeda Ibáñez


 

 

 

 

 “En España ya no somos capaces de distinguir el bien del mal. Se ridiculiza la virtud y se fomentan los vicios como la cosa más normal del mundo. Se fomenta, por poner un caso, la promiscuidad sexual y se hace burla de la fidelidad; se desprecia a la familia y se mofan de que pueda existir un amor para toda la vida. Se invita a los adolescentes a que mantengan relaciones sexuales prematuras y luego se extrañan de que aumenten los embarazos no deseados. En las escuelas corrompen a nuestros hijos con la ideología de género y se les hace ver que todo vale, que todo está bien, que todo es igual. Se les da toda la información sobre anticoncepción, pero se les hurta la formación sobre el valor del amor del matrimonio para toda la vida. Se les dice que el sexo nada tiene que ver con el amor o con la familia. Se les roba la verdad: que el sexo es un regalo maravilloso de Dios cuando se da en un matrimonio que decide compartir su vida y educar a sus hijos; que se puede amar hasta el final; que nada hay más maravilloso que tener un hijo”, afirma Pedro Luis Llera Vázquez.